5 claves para iluminar un restaurante

5 claves para iluminar un restaurante

Hay dos tipos de restaurantes los que están bien iluminados y lo que no. Cuando hablamos de iluminar no nos referimos a colocar las lámparas a lo largo y ancho de nuestro local. La luz es un elemento clave a la hora de crear un espacio acogedor por eso hay que tener muy en cuenta cómo la incluimos en nuestro restaurante.

Además de la carta y de la variedad gastronómica los clientes eligen los restaurantes por su ambientación o decoración. En este sentido, la luz es un elemento clave que influye en la experiencia que recibe el cliente, así como en su confort o sensaciones.

Una acertada elección de la iluminación es clave en el éxito del restaurante por eso hay que prestar atención a todos los detalles desde el primer momento y ser cuidadoso a la hora de diseñar el plan de distribución de las luces.

A continuación, tienes cuatro claves básicas que hay que tener en cuenta a la hora de iluminar un restaurante:

  1. La luz define con estilo el ambiente

Tanto si empiezas desde cero con el proyecto como si quieres realizar una reforma, tienes que tener claro qué ambiente quieres crear para tu local. La luz tiene que estar en consonancia con el resto de elementos que forman parte del diseño. Desde el mobiliario hasta la distribución del propio restaurante es muy importante fijarse en los pequeños detalles.

No es lo mismo iluminar una cafetería que un restaurante o bar de copas, así como tampoco es lo mismo diseñar un plan de iluminación para un local con luz natural que uno que está en una zona interior.

Para definir correctamente la iluminación de un local, y en función de la ubicación, hay que tener en cuenta aspectos como:

  • Colocar puntos de luz de forma estratégica para que no iluminen directamente los rostros de los clientes.
  • Elegir una luz suave y cálida. Estas características fomentan que la experiencia sea más agradable y hace que los clientes se sientan más cómodos y relajados.

 

 

 

 

  1. Define el espacio con la iluminación

Iluminar no consiste en poner bombillas por todo el local. Iluminar es algo más. Iluminar implica tener en cuenta cada espacio y en función del papel que cumpla dentro del restaurante diseñar una distribución exclusiva de las luces para cada espacio y crear así rincones únicos y con personalidad. Es importante elegir una luz adecuada para cada zona.

En bares y restaurantes, la luz ayuda a definir las estancias.

  • Zonas comunes: Para iluminar la zona de la entrada o zonas comunes del restaurante las lámparas decorativas son una buena opción. Además, también se pueden utilizar puntos de luz suaves que señalen las direcciones. El uso en estas zonas de focos de marco oculto colocados en el techo son un buen recurso para dar al restaurante un aspecto luminoso y fresco.
  • Las mesas: Esta zona es la más importante de todas. Es el lugar en el que los clientes van a estar más tiempo disfrutando de la comida. Para las mesas es recomendable elegir un foco puntual de la luz dirigido hacia la mesa. De esta manera, a la vez que se crea un espacio separado del resto del espacio ayuda a crear un ambiente íntimo y personal.
  • La barra: Esta zona es, por así decirlo, el escenario al que todos miran. Es el lugar en que están los camareros, hay más tránsito de gente, es en definitiva un escaparate para los clientes. Una buena iluminación para la barra es una luz puntual y dirigida mediante lámparas o focos colgantes. También es clave elegir una buena iluminación para las vitrinas, los mostradores y las estanterías en la que están colocadas las bebidas o los alimentos.
  • Los baños: No hay que olvidar la importancia de los baños en un restaurante. Tienen que ser igual de confortables que cualquier otra zona del local. En este sentido, además de estar bien equipados tienen que estar bien iluminados. Para ello es recomendable elegir una luz suave dirigida al centro y directa al rostro de esta forma la luz no se refleja en el espejo.
  • Luces de emergencia: Es importante tener en cuenta este punto. De acuerdo a la normativa esta iluminación es obligatoria en todas las puertas y pasillos. Aunque sea difícil integrarla en el estilo que hemos definido, no se puede prescindir de ella.

 

  1. Eficiencia energética

¿Qué te parece la idea de que además de una correcta iluminación contribuyas a mejorar la eficiencia energética? El uso de bombillas Led representa el 80% respecto a las bombillas halógenas. Hoy en día todas las bombillas tienen su versión Led. Los diseños son más cuidados lo que hace que podamos integrarlas perfectamente este tipo de bombillas en nuestra decoración a la vez que iluminamos con mimo nuestro restaurante.

  1. Temperatura de color

Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es la tonalidad de la luz. Este aspecto viene determinado por la temperatura de color. Cuanto más alta es la temperatura de color (medida en grados Kelvin), mayor es la sensación de tonalidad fría y viceversa. Por ejemplo, una temperatura de color de 6000 K se considera como la luz del día.

Para restaurantes, la temperatura ideal es de 4000 K, de esta forma se crea un ambiente luminoso y fresco con una iluminación cálida para el día.  Y una iluminación de entre 2.700 K y 3.500 K para ambientes nocturnos y relajados.

  1. Diseño de lámparas

En este punto, como también en los anteriores, es muy importante tener en cuenta el conjunto del diseño y decoración del restaurante. Una vez que ya están claros los puntos de luz, así como la distribución de las zonas a iluminar hay que valorar el diseño de las lámparas. Tanto en la vida en general como en el diseño en particular esta máxima siempre es válida: menos, es más.

En el sector hay actualmente tres estilos: clásico, industrial y minimalista. En función del ambiente del local puedes elegir uno u otro, pero siempre teniendo en cuenta que lo importante no es diseño de la lámpara sino el lugar en el que la coloques o la forma en la que diriges la luz.

Es muy importante que a la hora de iluminar un restaurante tengas en cuenta también el diseño de interiores, así como la decoración del local. Estos elementos que van de la mano. La clave está en conseguir una perfecta armonía que dote al espacio de personalidad.

 

 

 

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.