Bancos en lugar de sillas o sofás: 5 modelos y razones para darles una oportunidad

Bancos en lugar de sillas o sofás: 5 modelos y razones para darles una oportunidad

Para el salón, sillas, sofá o sillón. Para la cocina, sillas y para la habitación de los niños, también. Incluso para el despacho o la sala de espera de la oficina. Sillas, sofás o sillones se presentan como la primera opción a la hora de pensar en qué tipo de asiento vas a poner en cada uno de los espacio de tu casa o trabajo. Pero, ¿son éstas las únicas alternativas?

 

Lo cierto es que no y que, además, hay una clara tendencia hacia otro tipo de asiento que, si bien es cierto, no es tan habitual verlo en las casas o en las oficinas, siempre ha estado presente en nuestras calles y en muchos espacios de hostelería.

 

Hablamos de los bancos. En diferentes colores, formatos y materiales, son una manera de ahorrar espacio, dar un toque de decoración diferente y, sobre todo, de ahorrar dinero en la mayoría de los casos.

 

Esto hace que dentro de las tendencias de decoración, los bancos estén empezando a tomar gran protagonismo, ya no sólo en casas rurales o de estilo rústico– que era donde más se veían- sino en cualquier hogar donde opten por el minimalismo, en oficinas vintage o en restaurantes que desean fomentar la unión entre personas y, por supuesto, ahorrar ese espacio que te mencionaba hace un momento.

 

Por eso, hoy te quiero presentar 5 modelos, todos ellos diponibles en nuestra tienda online, Decosillas, y entre los que, estoy convencida, vas a encontrar aquel que mejor se adapte a ese espacio que necesitas decorar o dar un nuevo aire.

 

Beneficios de poner bancos

 

  • Para salones pequeños: si quieres que todo el que vaya a tu casa tenga un hueco para sentarse, pero tienes el salón pequeño, un banco es una excelente opción. Además, como se puede cambiar de lugar, lo mismo te puede servir de silla para la mesa donde vas a comer, que para ver la tele o tener una charla entre amigos.
  • Para cocinas vintage o rústicas: los bancos son la opción ideal para este tipo de decoraciones. Además, en la cocina te ayuda a ahorrar espacio que, la verdad, siempre viene genial.
  • Para salas de espera: donde quieras fomentar el contacto entre personas o llamar la atención con un banco que resulte atractivo y acogedor.
  • Para bodegas: porque no hay bodega chic sin un banco del mismo estilo.
  • Para salas de trabajo o coworking: donde se fomente el trabajo en equipo y se desee ahorrar espacio, además de crear sinergias y reducir las malas vibraciones, porque la gente se tiene que sentar junto al resto.

 

5 modelos de banco para tu casa o negocio

Como es lógico, en el mercado actual de la decoración existen tantos modelos como gustos y presupuestos existen. Nosotros hemos querido seleccionar 5 estilos diferentes, que puedes encontrar en la sección “bancos” de nuestra web.

 

  • Banco corrido acolchado, de madera: ideal para casas u oficinas de estilo nórdico-vintage, donde se buscan muebles que además de ser decorativos, también sean muy prácticos. Tiene la altura perfecta para poner una mesita baja al lado, sobre la que poder dejar algo de comida, cafés o revistas.
  • Banco Tolix: ideal para cafeterías y terrazas, que le darán un toque parisino y vanguardista. A pesar de parecer fríos, son bancos cómodos, que te permiten, lo mismo tomar un café rápido, que disfrutar de una charla o lectura. Tenemos diferentes modelos y colores, con respaldo o sin él.
  • Banco Florence: perfecto para recepciones de oficinas o salas de espera. Es elegante y realmente cómodo. Prueba a poner otra silla o sofá del estilo a su lado y verás cómo todo el mundo opta por el banco. Es realmente bonito.
  • Para terrazas y jardines: tenemos el modelo ideal, la réplica del banco Nelson vintage. Ocupa muy poco espacio, es cómodo y fácil de desplazar además de muy fácil de limpiar, algo que siempre se agradece.
  • Réplica Ottoman Lecor Vintage: si lo que buscas es un banco elegante, de diseño y que puedas quitarlo y ponerlo a tu antojo en la pieza de tu casa u oficina que desees, éste es un modelo ideal. Especialmente si estamos hablando de lugares de decoración minimalista, elegante, nórdica y, en concreto, muy recomendable para salones o salas de espera. Incluso, a modo de decoración, en despachos, por ejemplo, de abogados.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.