Cortinas: tipos y estilos para diferentes estancias

Cortinas: tipos y estilos para diferentes estancias

Para tener más intimidad, evitar que entre la luz directamente o, simplemente, como objeto de decoración. Estos son los usos más comunes de las cortinas. Hoy hablamos de su historia, tipos y usos. ¿Nos acompañas?

Puedes tener el estilo de decoración que quieras, que lo más probable es que en tu casa no vayan a faltar cortinas. Pueden ser más o menos clásicas, más o menos largas, que se abran hacia los lados o hacia arriba...pero siempre hay cortinas en las casas españolas. Al menos, en algunas partes de la casa.

 

Y es que las cortinas son realmente prácticas; no sólo porque evitan miradas indiscretas si vivimos en una casa con vecinos enfrente o que se pueda ver lo que hacemos desde la calle, sino que además, ayudan a protegernos del frío y del calor - dependiendo de la época del año- y también impiden que pase la luz si así lo queremos, de manera que ésta no nos moleste para dormir.

 

¿Estás pensando en poner cortinas en tu casa o en tu despacho? Entonces             quédate, porque hoy vamos a hablarte de las diferentes variedades que existen (al menos de las más conocidas y prácticas), así como de los usos que puedas dar a cada una de ellas.

 

De esta manera podrás hacerte una idea de la oferta que tienes en el mercado y decantarte por unas u otras, en función del uso que les quieras dar, del estilo de decoración de tu casa u oficina y, por supuesto, de tus gustos.

 

Eso sí, antes de pasar a este punto, déjame que te introduzca en materia haciendo una pequeña inmersión a cómo surgieron las cortinas y cómo ha ido evolucionando su mundo a lo largo de los años.

 

Historia de las cortinas

¿Sabías que las primeras cortinas comenzaron a utilizarse en el Egipto de los faraones? Sí, sí. Está claro que no podemos presumir de ser modernos en eso de utilizar cortinas (pero tampoco tu abuela ;). Eso sí, cada vez van surgiendo estilos y usos diferentes y, en eso, sí que puedes innovar.

 

Pero volvamos a la historia de las cortinas. Como decíamos, existen documentos que datan el uso de las cortinas en la época del antiguo Egipto, donde sólo los faraones podían tenerlas, ya que estaban elaboradas en telas muy caras y vistosas. ¿Su objetivo? Separar unas estancias de otras, ya que los espacios donde residían eran muy grandes y sin muros.

 

A partir de aquí, también hay constancia del uso de las cortinas en las antiguas Roma y Grecia, donde su uso era, principalmente, para librarse de miradas indiscretas. También se recoge su uso en la Biblia, donde las mismas adquieren un halo más misterioso y protector. Y es que eran los hombres que retornaban a los brazos de Dios, aquellos que pasaban a través de una cortina denominada shekinah.

 

Y, ¿cuándo comienzan a utilizarse las cortinas con los fines que tenemos actualmente? Habrá que esperar hasta la época medieval, cuando su uso comienza a ser más común y el objetivo de las mismas sería el de aislar las casas del frío y del calor.

 

No será hasta el Renacimiento y especialmente hasta el siglo XVII, con la llegada del Barroco, cuando las cortinas comiencen a utilizarse como elementos decorativos, especialmente entre las clases pudientes. De ahí que los palacios y casas señoriales estén llenas de este tipo de telas, cuanto más pesadas y grandes, mejor que mejor. A partir de este momento, los tipos de cortinas se han ido disparando, hasta nuestros días.

 

Tipos de cortinas y usos

La variedad es tan amplia que podríamos dedicar varios post a los tipos de cortina que puedes encontrar en el mercado. Sin embargo, en este artículo nos vamos a limitar a hablar de aquellas que más se utilizan y que te pueden venir genial para tu casa u oficina.

  • Cortinas venecianas. Su uso está muy extendido tanto en casas como en oficinas. Las hay de colores muy variados y materiales (PVC, aluminio o madera, principalmente), pudiendo ser un elemento más de la decoración del espacio donde se colocan. Se utilizan especialmente despachos, salas de reuniones y habitaciones. Son ideales para evitar la entrada de sol y miradas indiscretas, especialmente en los despachos.
  • Paneles japoneses. Su uso es realmente cómodo y son mucho más modernas que los visillos, además de ser mucho más fáciles de limpiar. ¿Dónde se pueden utilizar? Salvo en la cocina,- donde no te lo recomiendo por la suciedad que pueden coger- en cualquier parte de la casa u oficina. Particularmente, quedan genial en los salones modernos de diferentes estilos.
  • Estores de caída. Su uso se ha extendido mucho en los últimos años, ya que son un híbrido entre las cortinas venecianas y los visillos. Son elegantes a la par que sencillos y quedan especialmente bien en las habitaciones de los niños y jóvenes, pero también en las de matrimonio. Algunas personas también las utilizan para el baño, por el juego que dan.
  • Cortinas de lamas verticales. Son la última tendencia en decoración y se utilizan bastante en salones, pero también en salas de reuniones. Son la alternativa a los visillos y a las cortinas venecianas, pero juegan el papel principal de ambas. Son fáciles de manejar y de limpiar. Eso sí, si en tu casa hay niños o gatos traviesos...mejor opta por unos estores de caída.
  • Visillos. Tradicionales, pero no pasan de moda porque los hay de muchos colores. Se utilizan mucho, e incluso se combinan, los de telas ligeras y gruesas. Los intermedios ya no se llevan tanto. Combinando ambos se consigue dejar pasar la luz cuando se desea y aislar la estancia del calor o del frío cuando resulta necesario.

 

Curiosidades sobre las cortinas

Cuando he comenzado el texto, te contaba que en España todas o casi todas las casas y oficinas tienen cortinas. Sin embargo, esto no ocurre en otros países, especialmente en aquellos países de tradición calvinista y del norte de Europa. Y es que, al parecer, en su momento esto fue un modo de demostrar que ellos no tenían nada que ocultar.

 

Así las cosas y a pesar de las horas de luz que tienen en verano o de las bajas temperaturas que tienen en invierno, en países como Finlandia, por ejemplo, no se utilizan cortinas ni persianas. Y, sin embargo, Ikea, la tienda de referencia nórdica por excelencia, en lo que a decoración se refiere, las tiene en su catálogo. ¿Curioso, verdad?

 

En resumen

Hoy en día tienes cortinas de todos los estilos, materiales y colores. Sólo tienes que pensar dónde las quieres poner y qué finalidad les quieres dar. En base a ello deberás decantarte por unas u otras. ¿Y si tienes dudas? Habla con expertos en decoración, como los que encontrarás en nuestra Mueblespacio.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Entonces nos encantará que lo compartas en tus redes sociales y si tienes un segundito, nos dejes un comentario. ¡Hasta el próximo post!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.